¿Sabías que si no agregáramos el 29 de febrero cada cuatro años, las estaciones estarían desfasadas?

Opciones de Texto

La razón por la que existen los años bisiestos se produce en el espacio. Durante el movimiento de traslación de la Tierra, es decir, cuando gira alrededor del Sol, nuestro planeta rota 365,24219 veces en total. Por lo tanto, un año calendario dura 365 días, 5 horas, 48 minutos y 56 segundos.

Entonces, si cada año contáramos los 365 días a secas, perderíamos esas 5 horas. Así, para recuperarlas, al emperador romano Julio César se le ocurrió sumarlas cada tres años y al cuarto añadir un día extra: los 29 días que tiene febrero, el año bisiesto. Actualmente se utiliza un algoritmo matemático que el cálculo sea exacto: un año es bisiesto si es divisible entre 4, excepto si es divisible entre 100 pero no entre 400.

Si no sumáramos este día completo cada cuatro vueltas a nuestra estrella, las estaciones del año quedarían desfasadas y en el año 2716 por ejemplo, Chile y todo el hemisferio sur celebraría Navidad en pleno invierno. A disfrutar este día, porque el próximo año bisiesto será en el 2020.