¿Sabías que el abecedario define el nombre de los sistemas tormentosos?

Opciones de Texto

José, Katrina, Irma, Sandy, Manuel y Félix son algunos nombres que se le han asignado a los peores huracanes durante los últimos 25 años.

A partir de 1825 se estableció el primer nombre propio para un huracán. Desde ese momento, algunos meteorólogos comenzaron a bautizar también a los tornados con el Santo del día, según cuando se manifestara. A finales del siglo XIX, el meteorólogo Clement L. Wragge comenzó a referirse a estos fenómenos utilizando apelativos femeninos, basándose en personajes bíblicos.

No obstante, la Organización Meteorológica Mundial estimó que la información podía resultar confusa y decidió reconocerlos con nombres propios, porque su uso es más corto, rápido y causa menos errores. Desde entonces, cada zona del planeta que sufre estas tempestades, como huracanes, ciclones o tormentas tropicales, cuentan con su propia lista de nombres, donde aparecen 21 por año (uno por cada letra de la A a la Z. Se omiten algunas letras como la Q, U, X, Y y Z por los pocos apelativos que comienzan con esas iniciales).

Fuente: National Hurricane Center